Es imposible.

Es imposible pensar que se tiene la Verdad.

Lo único que sé es que es el mismo de siempre.

Su voz, su esencia es la misma. Lo recorre todo, no solo a mí.

Está presente en ti, en mí, en todo lo creado y si es así, es imposible no encontrarle en nada.

En toda religión, en toda cultura, en cada sonrisa, en cada llanto, en tu piel, en la mía.

Escucho…

También está en los sonidos, en la música inaudible y en la audible. 

Respiro…

Está en el oxígeno que me llena, en el aroma que percibo y que me activa los sentidos.

¿Cómo separar de algo a Eso que lo ocupa todo? ¿Cómo afirmar que sólo está en ti y no en mí? Porque… nada se le escapa y nada le contiene. Ni ideología, religión o filosofía. Ni lo que tú o lo que yo crea. Es imposible.

¿Cómo limitarlo?

Y, sin embargo, el amor le define.

Amor, amor, amor.

Su corazón, el tuyo, el mío… Uno sólo.

Y en toda belleza, en toda aspiración e inspiración, en toda felicidad… el amor.

La sonrisa de un niño,

El tacto de tu piel y la mía, 

Crecer,

Vivir,

Ser… ser… ser…

Escuchar,

Respirar, 

Sentir, 

Amar.

Las comparaciones son odiosas, y seguimos viviendo y consumiéndonos en lo absurdo. Hoy te crees mejor, aquél es peor. Yo sí, tú no, yo, Yo, YO, YO, YOOO… y se nos hace imposible amar, se nos hace imposible escuchar, respirar, ser…

Amor…

Amor…

Amor…

Nada más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s