Cuando me doy tiempo para cerrar los ojos y habitar así en el silencio.

Cuando a través de la sonrisa ajena me descubro sonriendo.

Cuando contemplo la figura de mis seres queridos en el ejercicio de ayudarse los unos a los otros.

Cuando mi paladar degusta un manjar proveniente de la misma tierra y soy parte del milagro.

Cuando mis dedos se funden en un pelaje que recibe mis caricias como si fueran un tesoro.

Cuando mis labios calientes perciben la suavidad de una mejilla amiga y familiar.

Cuando veo pasar la realidad como un espectador agradecido.

Cuando en un abrazo me dan y me doy sin esperar más.

Cuando respiro, porque ¿por qué respiro?

Cuando…

¿Te animas a expresar tus “cuandos”?

4 comentarios en “Los “cuandos” de la felicidad 3

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s