fullsizerenderLo prometido es deuda y aquí me encuentro, después de haber realizado el ejercicio que os propuse la semana pasada (¿Eres capaz de responder a 3 preguntas?), dispuesta a responder a la primera pregunta que escogí de las seis sugeridas.

A continuación, os dejo la respuesta tal cual se me ha ido presentando en la mente. Puede que la continuidad no esté muy clara en algunas partes, pero ¿no es así como funcionan nuestros pensamientos? Se presentan de golpe, atropellándose unos a otros tratando de encontrar la salida a través de la puerta que lleve el rótulo que diga “CONCLUSIÓN”.

Pregunta: ¿Crees en Dios? ¿Qué aspecto tiene?

Excelente pregunta pero, lo primero que habría que pensar es en el porqué desde el inicio de los tiempos, cuando el hombre era aún más primitivo, ha tenido siempre la necesidad de poner a un Dios por encima de él. ¿Para darle sentido a las catástrofes o a la bonanza? ¿Para buscar una justificación a sus deseos más profundos? 

¿Cuándo inicia la división, la diferenciación entre el bien y el mal?

Pero bueno, esa no es la pregunta. La pregunta es si creo en Dios. 

No creo en el concepto de Dios de ninguna religión. No creo en ese Dios dibujado, caracterizado ni personificado.

No creo en el hombre que me dice saber, conocer las “intenciones”, los mandamientos divinos.

No creo en el fundamentalismo eclesiástico que le encierra entre cuatro paredes.

Dios. ¿Quién es Dios? Esa es una pregunta sin respuesta, porque a él no se le puede encerrar en ella.

Dios sólo se puede vivir. No hay palabras, ni siquiera sentimientos que le describan.

Todo, nada. Luz, tinieblas…

Creo en aquello que hace a mi corazón latir. En aquella fuerza, esa chispa que le dio arranque al motor de mi cuerpo cuando éste se estaba formando en el vientre de mi madre.

Creo que _____ está presente en todo, que se manifiesta con alegría en la compasión, en la risa, la misericordia, la piedad, en el cariño…, en definitiva, en el amor.

Creo que quiere que le busquemos y que le encontremos en nosotros, de ahí esa necesidad persistente a lo largo de la historia, de tener sobre nosotros a un Dios Todopoderoso, legislador, juez y amante (una necesidad mal entendida).

Sé que le amo y necesito.

Sé que le respiro y le percibo, aunque sea en momentos muy breves de pura gracia.

Creo en Dios.

En un Dios que literalmente no hace acepción de personas, no tendría sentido, porque él recorre la sangre de toda la humanidad.

En un Dios que no se esconde en una sola religión o rama de éstas, porque es sencillamente imposible. Es imposible porque, al fin y al cabo hay un atisbo de él en todas.

Creo en un Dios que te deja vivir, porque a través de mi vida él vive, y porque yo sin él no podría hacerlo.

Es un conocer y no conocer a la vez.

Él es (aunque en sí mi afirmación no tenga sentido) lo indefinido, lo inexplicable, lo amado, lo vivido.

18 comentarios en “¿Eres capaz de responder a 3 preguntas? Pregunta #1

  1. Exquisito, y aunque esta entrada en principio no se tratara de un poema, la forma en la que has abordado la pregunta y has ofrecido respuesta; la ha convertido en una composición lírica de toda mi admiración! Ese es el Dios en el que yo también creo. El que prevalece por encima de todo. El que no está encerrado en una religión, puesto que de la manera en la que es imposible embotellar el mar, de tal forma resulta absurdo ”embotellar” a Dios y reducirlo a una mera cuestión de dogma, religión o estudio sistemático!
    «Lo que sabemos es una gota, lo que ignoramos, un inmenso océano. La admirable disposición y armonía del universo no ha podido salir sino del plan de un Ser omnisciente y omnipotente».- Isaac Newton

    Le gusta a 1 persona

  2. Aqui voy,

    Dios no es lo que nos han hecho creer los hombres, las tradiciones, las iglesias, sinagogas, los curas, los pastores, los rabinos, imanes, las 30,000 denominaciones cristianas , etc. muchas, aunque no todas, con algunas buenas intenciones, pero al final persiguiendo su propia agenda de poder. Recibimos textos y copias de textos que en muchos casos retan la inteligencia y sentido común, por lo que hay que personalmente debemos investigar y buscar la verdad a través de escarbar e ir al fondo y raiz, lo más cerca del génesis de todo. No degustar lo masticado por otros.

    Si, Dios es real y existe, pero nada que ver con la percepción que se nos ha inyectado, cual anestesia general. Lo veo en el indigente, Carlos Pérez, mi amigo, que espera mi caminata para pedirme un pan para su estómago; lo veo en las flores, en el viento y en momentos de vacío, me da el empujón para salir del atolladero; Mi Dios, quiere que su reino lo vivamos ACÁ en la tierra, que seamos justos con nuestro prójimo, que le tendamos la mano, que lo tratemos por igual; mi Dios, no quiere que hagamos el bien por temor del infierno, mi Dios, quiere que nos vaya bien, sin pisotear al vecino, en fin, que nos entendamos y comuniquemos. Mi Dios, no está tan interesado en las ofrendas como en la justicia y equidad entre nosotros.

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias Raúl! Efectivamente. Al final soy fiel creyente de que hemos sido creados para ser felices, para vivir esta vida disfrutando del presente y como dices, haciendo bien, no sólo al hombre, sino a todo lo creado.

      Me gusta

  3. Lo siento pero no creo en ningún Dios. Siempre respeto las creencias, no las religiones. Cuesta aceptarlo, no comprenderlo. Nadie nos ha creado, ni para ser felices ni para ser infelices. Son conceptos humanos. Cualquier defensa de las creencias pasan por cuestiones de fe, y ante esas hay que dejar pasar el viento, pero no la razón.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s