DIÁLOGOS

img_2886Cuando me senté a escribir por primera vez lo que ahora se ha convertido en una novela, una de las cosas que más temía era enfrentarme a la elaboración de los diálogos. Sin ser una persona que se expresa fácilmente de boca para afuera, aquello me parecía una tarea imposible. ¿Cómo darle voz a diferentes personajes si apenas podía dármela a mí misma? ¿Cómo lidiar con el tono basado en la personalidad de cada uno de ellos? ¿Cómo…

Sin embargo, aprendí que aunque a mí me costara expresar a través del habla mis ideas y conceptos, a la jefa de mi azotea no, y encima me sorprendí al verla sentada cómodamente en la silla de control de mandos de mi cerebro. Llegado el momento, se sirvió un buen café que colocó en la mesilla de al lado y, con el timón entre manos, puso en funcionamiento una maquinaria que había estado inhabilitada y llena de polvo hasta ese entonces. (Otro punto a agregar en: Las maravillas y tesoros del proceso de escribir una novela. Es alucinante lo que podemos aprender de nosotros mismos si nos damos la oportunidad de exponernos a situaciones nuevas).

Poco a poco, dedicando tiempo y a base de probar, errar y corregir, los personajes fueron encontrando su lugar, su historia, su apariencia y su voz. Alquilaron las habitaciones de mi cabeza y sin cortesía horaria, fueron dictándome lo que querían decir, por qué lo querían decir y cómo decirlo.

He de confesar que hasta que no hube terminado el primer borrador, no leí mucho acerca de la elaboración de diálogos, y cuando por fin lo hice, lo revisé a la luz de las recomendaciones recibidas a través de varios libros que trataban el tema. Así que el propósito de hoy es precisamente ése. Compartiros seis tips para sacar el mejor provecho de ellos, que como bien sabemos, están compuestos por parlamentos (lo que dicen los personajes) e incisos (aclaraciones del narrador).

¡Vamos allá!

  1. No abuses de los incisos (acotaciones). El diálogo se verá entorpecido impidiendo que el lector se sumerja en la conversación. Si el tono del personaje está bien desarrollado, el lector identificará con claridad quién es el interlocutor.
  2. Diversifica los incisos, haz uso de todos los verbos que se te ocurran y que hagan referencia a la actividad de comunicarse. No te conformes con el “dijo” o “expresó”, haz mano del: pronunció, escupió, exclamó, concluyó, etc.
  3. Que los personajes no hablen por hablar. Siempre que utilices el diálogo hazlo con un propósito claro en el que lo que se está diciendo tenga una razón de ser. Recuerda que es un medio para dar pistas, dar intención, definir personajes, y para complementar una acción.
  4. Para acelerar el ritmo de la acción/diálogo, utiliza frases cortas. Para ralentizarlo usa oraciones compuestas y aprovecha para que los personajes interioricen.
  5. Vete a una cafetería, escucha conversaciones ajenas (sí, aunque pueda estar mal) y toma nota de ellas. Extrae el contenido que te sea útil y moldéalo para hacerlo característico de tus personajes.
  6. Lee los diálogos en voz alta, solo o con un ayudante. ¿Te suenan reales? ¿Responden a las necesidades de la narrativa? ¿Tienen un tono y fluidez creíbles? Contesta a cuanta pregunta te puedas plantear, rectifica y sigue adelante.

Y para terminar, os recomiendo este libro:

Cómo escribir diálogos. El arte de desarrollar el diálogo en la novela o el cuento.

Es la guía más completa que he encontrado hasta ahora,  y representa una herramienta muy útil para todo escritor en construcción.

Si tienes más tips para complementar la lista expuesta, por favor, hazlo.  Cuantos más consejos mejor.

24 comentarios en “6 Tips para escritores en construcción I.

  1. Tremendos consejos, Paloma.

    Como sabes, escribo en inglés ya que en el país de los “unidos” fue donde descubrí la lectura (Dan Brown y Anne Rice mis primeras drogas). Cinco de tus seis transfieren como saliva en 14 de febrero, pero ese #2 se va de golpes con el tratamiento de los incisos en inglés (¡y a diez asaltos, señora!).

    En la ficción anglosajona, se recomienda que nunca te apartes del “said”, o con menos frecuencia: del “asked”. Se recalca en la teoría de “Creative Writing” que los incisos son para identificar el hablante e informarlo al lector, y nada más. Toda emoción se transmite a través del tejido de palabras tras el dialogo y su puntuación. Hay sus excepciones, como gritar y susurrar, pero su sobreuso distrae al lector. Comentan que un buen “said” es invisible ante sus ojos y hace su lectura volar.

    Qué curioso, ¿no?

    Si me dejas meter la cuchara y robarte algo de postre, añadiría un #7: a menos que sea una característica importante del personaje, el diálogo debe ser claro, decisivo e imperativo.

    Yum.

    Le gusta a 1 persona

      1. ¡Me lo he leído! Fabio, está tremendo. He sentido en todos los niveles. Escribes muy bien, y tus letras están llenas de vida. Sospecho que hay por ahí guardados ciertos hechos reales, pero me quedo con la intriga, no hace falta que aclares. Me he reído mucho con esta parte: “¿Cuándo se habían escuchado reproches en casa? Nunca. Pero ahora era así. Habían faltado límites durante demasiado tiempo. Y ella iba a poner freno.Aunque para ello tuviera que darle órdenes al suegro. Papá siempre se anticipaba, evitaba negarle nada a la nuera. Isaura, a veces, parecía mi hermana mayor y, más que la nuera, la suegra de papá.” En unas cuantas líneas expones la personalidad de Isaura con tanta elocuencia, que me he imaginado a la perfección la escena y la chica me ha caído genial. ¡Buen trabajo!
        Ya cerca del final en esta parte: “Hoy cumplo veinticinco años. Fue el día elegido para casarme.
        Así, de manera tan solemne, quisimos que el recordatorio del importante rito de pasaje fuese el mismo día que el de mi nacimiento. Para así marcar un definitivo renacer”. ¿Qué puedo decir? Es precioso. El simbolismo en sí me ha tocado mucho y me he sentido partícipe del momento. ¡Gracias por compartirlo! Tienes madera, compañero.

        Le gusta a 2 personas

      2. Muchas gracias, Paloma, por la detallada devolución, es muy amable de tu parte. Me alegro de que te haya llegado. Y bueno, el personaje de Isaura tiene unos elementos de mujeres muy, muy reales que han poblado (y pueblan) mi vida. Mujeres de mi sangre, que no se doblegan. Que llenan la vida y el espacio que habitan.
        ¡Feliz día!

        Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s